Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Ruta por los mejores sitios que ver en el norte de Colombia

Recorrido por el norte de Colombia para unos 8 o 10 días

Después de pasar el verano en Colombia y descubrir sobre su cultura y sus ciudades, y después de viajar por todo el norte del país, te dejo la ruta que hice con los que considero los mejores lugares que ver en el norte de Colombia. Te dejo también mis recomendaciones y otras posibilidades por las que puedas optar.

Bogotá, la capital de 10 millones de habitantes

Todo empieza en su capital, Bogotá, la ciudad infinita. Esta ciudad cuenta con 10 millones de habitantes por lo que aburrirse es imposible, pero ir andando a los sitios también lo es. Lo más utilizado es el taxi, que puedes encontrar en cada rincón de la ciudad y te llevarán donde necesites, aunque personalmente yo recomiendo más usar Uber, que a pesar de ser ilegal en Colombia, todo el mundo lo usa y es muchísimo más seguro.

Si solo vas a estar en Bogotá unos dos o tres días como hice yo te recomiendo varios planes. El primero es subir a Monserrate, el punto más alto de la ciudad. Lo mejor es subir andando y bajar en teleférico. Allí verás por qué dicen que Bogotá es la ciudad infinita. Mucho mejor si esperas a ver el atardecer.

Bogotá desde Monserrate
Bogotá desde Monserrate

Si eres fan de los free tours, tienes millones donde elegir, yo hice el de los grafitis más famosos y la verdad es que me gustó bastante. y si eres fan de los museos igual, tendrás miles para elegir pero el Museo del Oro y el Museo Nacional de Colombia son opciones muy interesantes.

Para dar un paseo no te puedes perder el Parque Simón Bolivar en el que te puedes perder facilmente de lo grande que es, siempre hay actividades y buen ambiente. Ve a pasear por La Candelaria que es el centro histórico, lleno de callejas de edificios bonitos. Otro imprescindible es el Jardín Botánico de Bogotá, uno de los más impresionantes que he visto, sin duda merece la pena.

Por último si lo que buscas son lugares donde salir a tomar algo o de fiesta tienes que ir a la Zona T, que es la zona de ambiente por excelencia. Ir a la Theatron, una de las mayores discotecas de Latinoamérica y del mundo, y solo cuesta 25.000 pesos. Otra opción es ir a la UNAL o «La Nacho», que es la Universidad más famosa de Bogotá, los jueves suele haber bastante ambiente joven y barriladas.

Salento, el pueblo más colorido del eje cafetero

Llegar a Salento después de ver Bogotá puede ser uno de los contrastes más grandes que vas a ver en mucho tiempo. Un pueblo con poco más de tres calles de casas pequeñas y coloridas, rodeado de montañas verdes y un aire limpio y tranquilo.

Salento
Salento

Para llegar hasta el pueblo cogí un bus directo durante casi toda la noche, no es el mejor lugar para dormir, pero te ahorras pagar una noche donde sea y luego puedes aprovechar todo el día.

Llegué por la mañana temprano, todavía no había gente por las calles y los bares estaban abriendo. Fui a desayunar al típico local que va la gente del pueblo y estaba todo super rico, el plato era perico (revuelto de huevo con tomate), una arepa con queso y habichuelas por solo 10.000 pesos.

El pueblo gira entorno a su plaza, tranquila y llena de todoterrenos de colores preparados para hacer excursiones a los turistas.

Como el pueblo es pequeñito lo verás rápido y te quedarás sin saber qué hacer. En la plaza que te acabo de comentar hay una pequeña caseta donde podrás ver todas las excursiones que puedes hacer. Yo hice dos, una cada día.

La primera obviamente estando en el eje cafetero es visitar una hacienda cafetera, donde te explicarán perfectamente los tipos de café que hay, curiosidades y al final harán una cata de café recién molido.

El resto del día puedes sentarte en la plaza a tomarte un trozo de bizcocho casero y para el atardecer irte al mirador que hay en lo alto del pueblo, tiene unas vistas increíbles.

Al día siguiente hice una excursión al Valle del Cocora, otro sitio que parece mentira de lo bonito que es. Se va también en uno de los Jeeps que hay en la plaza de Salento. La ruta es circular y dura unos 14 km. Este es un lugar obligatorio que ver en el norte de Colombia.

Valle del Cocora
Valle del Cocora

Puedes empezar por la entrada o por la salida ya que están las dos en el mismo sitio, aunque yo te recomiendo empezar por el camino de la derecha ya que el final del recorrido lo disfrutarás más y personalmente prefiero subir antes que bajar.

Este parque es famoso por sus largas palmeras, las más altas del mundo, y por los colibríes que verás a cada paso o en la casa de los colibríes a mitad de camino.

Eso sí, el valle está dividido en dos parques naturales donde te cobran cada vez que entras. En total creo que rondaba los 15.000 pesos.

Ya de vuelta en el pueblo y antes de irte tienes que ir a comprar café, aunque quizá prefieras comprarlo en un supermercado antes de volverte de Colombia para que no te huela todo a café el resto del viaje.

Si has visto la telenovela Café con aroma de mujer te resultará muy familiar todo el entorno, hay escenas grabadas por toda la zona, de hecho está grabada en Manizales, una ciudad un poco más arriba de Salento, que puedes visitar también en bus y además está camino a Medellín.

Medellín y su eterna primavera

Gracias a su clima casi siempre perfecto, a Medellín la llaman la ciudad de la eterna primavera ya que siempre la encontrarás llena de flores.

En Medellín puedes estar un mes entero que no te van a faltar cosas por hacer, aunque lo que sí te puede faltar es el dinero ya que es una ciudad bastante cara.

Yo estuve día y medio y me gustaría haber estado quizá un día más. Por la mañana hice un free tour por el centro de la ciudad que te explica su increíble historia y te enseña los lugares más importantes. Te cambiará la manera en que ves la ciudad.

Para comer tienes miles de opciones según tu presupuesto. Puedes apostar por algún puesto callejero, puedes meterte en algún centro comercial o ir a cualquier bar o restaurante del tipo que prefieras, encontrarás cualquier cosa que busques. Eso sí, no te puedes ir sin probar el Guarapo, que básicamente es zumo de caña con lima y hielo. te lo hacen en el momento en la calle y es super refrescante.

Luego por la tarde me fuí a ver el barrio de Pablo Escobar en la colina de la montaña, por la Comuna 9 para ponerle imagen a las historias que me habían contado en el free tour de por la mañana y después de un par de vueltas, fui a la Comuna 13, que es la más famosa y la que no te puedes perder, ahí puedes hacer otro free tour, es muy interesante.

Comuna 13
Comuna 13

Llena de grafitis, colores, música y gente, la Comuna 13 son calles entre casas en la montaña llena de comida, música y los mejores miradores de toda la ciudad.

Después toca volver a casa para ducharse y descansar un poco para salir por la noche en El Poblao, el famoso barrio que habrás escuchado en muchas canciones.

Bien pues este barrio es donde se concentra la mejor fiesta de Medellín, lleno de pubs, discotecas, y luces de colores. La calle por excelencia del ambiente es Provenza, podrías pasarte la noche en esa calle que no te faltará diversión.

Llega el día siguiente, el día de despedirse de Medellín, pero no sin antes visitar un imprescindible, el pueblo de Guatapé y su famosa Piedra del Peñol. Parece puesta de manera intencionada en mitad del paisaje que nada tiene que ver, pero más increíbles te parecerán sus vistas cuando subas los más de setecientos escalones hasta arriba. No te preocupes, arriba puedes tomarte una michelada de mango mientras admiras las vistas.

Peñol de Guatapé
Peñol de Guatapé

Por cierto, subir a la roca cuesta unos 25.000 pesos, un poco caro, pero merece la pena.

Para ir desde Medellín hay que coger un bus en la terminal de autobuses. Pregúntale al taxista y él sabrá perfectamente llevarte. El Peñol tampoco está cerca del pueblo de Guatapé por lo que una vez hayas visto la piedra, coge una buseta que pasa bastante a menudo y por unos 2.000 pesos te lleva al pueblo en cinco minutos. Es un pueblo muy bonito que añadir a la lista de lugares que ver en el norte de Colombia.

De Medellín cogí un avión hasta Cartagena de Indias, suelen salir baratos aunque depende de la aerolínea obviamente.

Advertencia para Medellín, no compres souvenirs de Pablo Escobar ni lo nombres muy alto, él formó parte de un pasado que la mayoría odia.

Cartagena de Indias, la ciudad colonial más bonita

Cuando llegué a la ciudad fui directo a mi destino, que no era Cartagena, sino la Isla de Barú, un paraíso en el caribe colombiano de arena blanca y agua cristalina que también tienes que ver en el norte de Colombia, lleno de cabañas de madera en primera fila de playa donde dormir.

Isla de Barú
Isla de Barú

Aquí fui en taxi por unos 100.000 pesos, es lo mejor que vas a encontrar, cuidado porque te intentarán convencer para ir en barco, es un engaño para turistas, ten cuidado.

Aquí estuve dos días, en realidad no hay gran cosa que hacer, simplemente disfrutar y desconectar. Aunque ofrecen excursiones y actividades como snorkel, visitas a otras islas pequeñas que hay cerca o la que yo hice que la recomiendo mucho es ir al atardecer a bañarte en plancton bioluminiscente, un fenómeno que ocurre durante todo el año por lo que puedes hacerlo en cualquier momento y te aseguro que no te arrepentirás.

La gente de allí es muy amable y te van a ayudar en lo que necesites pero no olvides que muchos van a intentar aprovecharse de que eres turista para cobrarte más o simplemente pedirte dinero.

De allí si volví en barco hasta la ciudad ya que te dejan en el centro de la ciudad.

En Cartagena de Indias encontrarás una arquitectura colonial muy parecida a la que puedes encontrar en Andalucía, a mi me recordó a Cádiz. Es una ciudad preciosa y un ambiente muy tranquilo.

Para visitar te recomiendo que vayas a la Puerta del Reloj y recorras los callejones de la Ciudad Amurallada. Visita el Castillo de San Felipe de Barajas y el Convento de la Popa.

Si te gustan los museos y conocer más sobre la historia que nos une tienes el Museo del Oro Zenú o el Palacio de la Inquisición. Y para terminar si te queda tiempo y no sabes que hacer, date un paseo por la Plaza Bolívar y la Plaza Santo Domingo. y cuando lo tengas todo visitado pregunta por la terminal de autobuses para ir a Barranquilla, nuestro próximo destino.

En Barranquilla en realidad no hay mucho que ver, fuí para visitar el famoso Malecón, que en realidad es un paseo marítimo en un lago, sin sombra y a cincuenta grados, pero bueno, está a mitad de camino entre Barranquilla y Santa Marta.

Santa Marta, el Caribe colombiano

Llegué a Santa Marta de noche, fui directamente al alojamiento andando ya que la ciudad no es muy grande y quería ver el ambiente. Me quedé en el Hotel Granate, una opción económica y en el centro de la ciudad.

Para salir a cenar o tomarse algo hay una única calle donde se concentra todo alrededor del Parque de los Novios. Te pararán doscientas personas animándote a pasar a su local, si tienes ganas intenta regatear un poco y lo mismo consigues una buena oferta.

En la ciudad en sí no hay mucho que hacer y la playa deja mucho que desear, sin embargo lo bueno de esta ciudad es que se encuentra al lado del Parque Tayrona, un Parque Natural en el que encontrarás las playas paradisíacas como las que ves en las películas, eso sí, tendrás que echar un buen paseo en bus y la entrada también cuesta dinero.

Lo que hice yo para no pagar más fue ir a una playa que hay justo en el límite del parque, la llaman la Playa de los Cocos y es una auténtica maravilla, sin apenas gente y rodeada de palmeras.

Playa de los cocos
Playa de los cocos

No obstante si no quieres ir tan lejos, un poco más cerca de la ciudad puedes ir a la Playa Blanca o la Playa del Amor. Pero sinceramente te recomiendo bastante ir al Parque del Tayrona o la Playa de los Cocos.

Otros planes que puedes hacer por la ciudad son: hacer una ruta por la Ciudad Perdida de Teyuna, visitar el Museo del Oro o visitar el Mercado de Santa Marta.

Otros sitios que ver en el norte de Colombia

  • Melgar. En este pueblo que está cerca de Bogotá, lo más destacable yo diría que son las fiestas. Hay una macro discoteca con piscina que no deja indiferente a nadie.
  • Guatavita. Este pequeño pueblo cerca de Bogotá tiene un gran encanto. Tiene una casa museo, construida al revés, pero lo que más destaca de este pueblo es la ruta por la Laguna del Dorado. Es una ruta preciosa donde te explican la famosa historia del tesoro del Dorado, Historia entre los colombianos y los españoles.
  • Páramo el nevado. Este páramo es un lugar muy importante debido a su diversidad biológica y su contribución a la regulación del agua en la región. Tiene una ruta muy bonita para hacer.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *