Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Qué ver en Madeira: ruta y recomendaciones

El Hawai portugués, los mejores sitios que ver en Madeira

Madeira es, junto con las Azores, una de las islas del Atlántico pertenecientes a Portugal. Ambas son destinos increíbles si lo que te gusta es la naturaleza y los climas tropicales. Te dejo el itinerario con todo lo que ver en Madeira que yo hice cuando estuve en 2023.

Mi viaje por Madeira fue de cinco días y creo que fue tiempo suficiente para recorrernos la isla tranquilamente y ver lo mejor de ella, sus rutas y paisajes, sin prisa, parando todo lo que queríamos en cada sitio. Ahora bien, si eres un apasionado de las rutas por la naturaleza, necesitarás un mes para recorrerlas todas.

Mi itinerario por los mejores sitios que ver en Madeira

En este itinerario te voy a dejar tanto los sitios que visité como recomendaciones de lugares para hospedarte, comidas que probar y otras recomendaciones además de un mapa con todo lo que tienes que ver en Madeira recogido al final de la página.

Primer día: Funchal, la capital

Lo primero que hicimos al llegar es ir a por el coche de alquiler que recomiendo bastante ya que pienso que se disfruta mucho más al tener esa libertad de poder ir donde y cuando quieras, de hecho este itinerario con los mejores sitios que ver en Madeira es más complicado seguirlo si tienes que depender de autobuses ya que no pasan por todos los sitios ni a todas las horas. 

Eso sí, espero que tengas experiencia al volante porque la conducción allí es un poco temeraria y además está lleno de cuestas que quizá pueden hacerte difícil la conducción si no tienes experiencia.

Funchal, Madeira
Funchal, Madeira

Ya con el coche fuimos al hotel a soltar las cosas y empezar la aventura. Nosotros nos alojamos en el hotel Dorisol Estrelicia en Funchal, la capital de la isla, la cual recomiendo para quedarse ya que está bien conectada con todo, y tienes más opciones de ocio, sitios donde salir a cenar o a tomarte algo.

Ahora bien si estás pensando en reservar un hotel o Airbnb yo personalmente escogería la segunda, esto es cuestión de gustos pero un Airbnb o algún apartamento puede salir igual o más barato que un hotel y tienes casi seguro más libertad.

Entre unas cosas y otras no hicimos gran cosa este día, dar un paseo por el puerto, probamos la Poncha, que es la bebida típica de allí, hecha a base de aguardiente, azúcar y el zumo de alguna fruta, hay algunos que están realmente buenos.

Segundo día: Funchal y Valle de las mojas

Este día lo pasamos durante la mañana por la ciudad viendo el centro histórico, el puerto, el Fuerte de São Tiago, el Mercado dos Lavradores, que tiene un montón de frutas y verduras tropicales, un sitio precioso, pero cuidado porque también es muy turístico y se aprovechan con los precios, no te recomiendo comprar allí.

Mercado dos Lavradores, Madeira
Mercado dos Lavradores

También subimos en el teleférico desde el puerto hasta los jardines botánicos y el Monte Palace al que no pudimos entrar porque era tarde, cerraban pronto y para ir necesitas mínimo dos horas para verlo bien, así que nos quedamos viendo la Iglesia de Nossa senhora do Monte desde la que se ve toda la ciudad y justo al lado se encuentra una atracción turística que yo solo he visto en Madeira, y es que se tiran cuesta abajo con unos canastos por la carretera mientras te empujan durante unos 2km. Es un poco caro y suele haber mucha cola, pero es algo bastante chulo que seguramente no vuelvas a ver en otro sitio .

Monte Palace
Monte Palace

Por la tarde fuimos a hacer una ruta, el camino del Valle de las Monjas (Nuns Valley), una ruta muy bonita entre montañas que si no estás en forma no te la recomiendo porque es todo el rato en pendiente subiendo la montaña, aunque si solo te interesan las vistas que hay desde arriba puedes subir en coche o autobús hasta la cafetería que se encuentra al final de la ruta.

Volvimos al hotel al terminar la ruta, nos duchamos, nos preparamos y nos fuimos a cenar al centro de la ciudad. Yo me pedí una francesinha, que si no sabes lo que es, es un sandwich típico portugués que normalmente lleva varios tipos de carne dentro, queso por encima y un huevo, y todo eso bañado en una salsa de tomate y cerveza bastante rica.

Después de cenar nos fuimos al puerto a tomarnos un helado y luego a dormir, que el día siguiente iba a ser bastante intenso y había que estar descansado.

Tercer día: Levada do Caldeirão Verde y Ponta de São Lorenço

Levada do Caldeirão Verde
Levada do Caldeirão Verde

El tercer día nos levantamos temprano, desayunamos en el hotel y cogimos el coche rumbo a nuestro destino, la Levada do Caldeirão Verde, la más bonita de todas las que hice, es una ruta obligatoria si vas a Madeira. Es un camino de varias horas con paisajes increíbles entre acantilados, cascadas, bosques de laurisilva y cuevas, que acaba con una gran cascada. Te recomiendo que lleves un impermeable ya que tienes que pasar por debajo de alguna cascada, zapatos cómodos, impermeable también si tienes y linterna ya que pasas por dentro de unas tres cuevas.

Para llegar hasta allí cogimos la carretera ER103 hasta el norte de la isla, donde paramos en el Miradouro do Guindaste, uno de los miradores obligatorios que ver en Madeira, tiene unas vistas increíbles de los acantilados de la isla. 

Miradouro do guindaste
Miradouro do guindaste

Para comer nos hicimos unos bocadillos y a seguir la ruta hasta Santana, un pueblito pequeño donde se encuentran unas casas típicas de la isla con tejados de paja y colores llamativos.

Para este atardecer fuimos a la punta de la isla, la Ponta de São Lorenço que se ve una luz increíble y hay un pequeño camino para dar un paseo en la cima de los acantilados muy bonito, lo único es que hace bastante viento así que ve con algo de abrigo.

Ponta de São Lorenço
Ponta de São Lorenço

Cuarto día: Desde piscinas naturales hasta la Ponta do Sol

Piscinas naturales de Seixal en Madeira
Piscinas naturales de Seixal

Penúltimo día y con muchas cosas que ver en Madeira todavía. Nuestra primera parada eran unas piscinas naturales en el norte de la isla. Llegamos hasta São Vicente y tiramos a la izquierda hasta Seixal, nuestra primera parada donde había unas piscinas naturales increíbles, y aunque el agua estaba congelada había que meterse para la foto.

Seguimos subiendo hasta la Ribeira da Janela, la famosa foto que seguro habrás visto mil veces si estás buscando cosas que ver en Madeira. No es gran cosa pero estaba de camino así que había que llegar a verlo.

Ribeira da Janela
Ribeira da Janela

La siguiente parada eran otras piscinas naturales en Porto Moniz, estas son más famosas y turísticas y están muy cuidadas pero claro, también tienen más gente.

Desde ahí comenzamos a bajar por la carretera ER209 en busca de Fanal Pond, que realmente no es un sitio concreto, es una zona de la montaña donde los árboles tienen unas formas características que parecen de película y se forman unas lagunas bastante bonitas. Seguimos bajando y llegamos hasta la Levada do Alecrim, una ruta en la que vas caminando al lado de una canaleta con agua y al final encuentras una cascada preciosa. Eso sí, prepárate para bajar y subir escalones ya que, si no recuerdo mal, conté alrededor de 800 escalones.

Cuando terminamos faltaba poco para el atardecer así que fuimos sin detenernos hasta la famosa Cascada de los Ángeles y terminar en la Ponta do Sol para ver uno de los atardeceres más bonitos que ver en Madeira escondiéndose en el mar.

Después de este día tan largo lo único que queríamos era acostarnos y descansar aunque no queríamos que llegara el último día tan rápido.

Quinto día: Monte Palace y Pico do Arieiro

Quinto y último día. La mayoría de las cosas que teníamos que ver en Madeira ya las habíamos visto y lo único importante que nos quedaba sin ver era el Monte Palace que no pudimos ver el primer día asi que fuimos por la mañana. Es muy grande y se te pueden pasar las horas volando ahí dentro por lo que la mañana se nos fue entera allí, te recomiendo que vayas con tiempo de sobra y sin prisa. 

Cuando terminamos nos fuimos hasta el Pico do Arieiro, un lugar imprescindible que ver en Madeira y uno de los sitios más famosos de la isla, aunque aquí no tuvimos tanta suerte, hacía tan mal tiempo que no pudimos hacer la ruta. En su defecto cogimos el coche y decidimos descubrir algo nuevo y encontramos unas carreteras increíbles hasta el Porto da Cruz, un pequeño pueblo con mucho encanto y un camino a la vera del mar muy bonito y tranquilo.

Y para completar la lista de mejores atardeceres que ver en Madeira no podía faltar el último, en el Mirador de Cristo Rei, un lugar tranquilo e increíble, la mejor manera de terminar este maravilloso viaje.

Espero que te sea de ayuda este itinerario con algunos de los mejores sitios que ver en Madeira para tus vacaciones si te decides por este increíble destino. Y por supuesto si tienes alguna pregunta no dudes en escribirme.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *